viernes, 3 de julio de 2015

COMILLAS (CANTABRIA) PASEO POR COMILLAS UN LUGAR CON ENCANTO

Comillas es un municipio y localidad de la comunidad autónoma de Cantabria (España),está situado en la Comarca de la Costa Occidental de dicha región,limita al norte con el mar Cantábrico, al sur con Udías, al este con Ruiloba y Alfoz de Lloredo y al oeste con Valdáliga.
Además de por sus edificios medievales y barrocos, Comillas destaca por ser uno de los pocos lugares fuera de Cataluña en el que intervinieron los artistas modernistas, siendo sus obras abundantes y visibles por toda la villa como vas a poder ver a continuacion en este paseo por Comillas.
Su origen -al igual que la mayoría de los nombres cántabros- es celta y proviene de la palabra Koma-Oe que quiere decir crin de caballo o loma, y de esta desciende Komba ('colina, como el juego de las niñas, jugar a la comba: hacer lomas o colinas, con la cuerda') y de Komba-Cumbellas-Cumillas.
El término Cumb procede de la raíz Komba, frecuente en nombres celtas y que es utilizado en numerosas regiones celtas. Hoy día, con la masificación urbanística, es difícil apreciarlo pero si nos imaginamos Comillas en la antigüedad cuando era un pequeño poblado pesquero, éste estaba situado entre tres tetones o colinas que marcaban el paisaje.
Antigua iglesia, hoy cementerio de Comillas.
Cuenta la tradición, entrado el S. XVI, que el templo donde actualmente se sitúa el cementerio fue abandonado por la población tras un percance suscitado durante la misa mayor de un domingo entre varios vecinos y el administrador del duque del Infantado, por la cesión de unos asientos reservados a los feudatarios de estas tierras. Unos hechos que eran la continuación del enfrentamiento y hastío del pueblo contra el Duque del Infantado, hartos de sufrir la opresión y continuos desprecios de dicho duque estos se rebelan ya abiertamente contra el administrador, el Duque y el párroco. 
Todos a una los feligreses juraron no volver a pisar la iglesia y decidieron abandonarla, lo que derivo en un “pleyto” entre el Duque y la Iglesia de un lado y el Pueblo de otro. La Iglesia sintiéndose injuriada manda sancionar al pueblo de Comillas con la excomunión y entredicho, motivo por el que durante cerca de un año no pudiesen recibir los Santos Sacramentos, hasta que la intervención del regidor de la villa, bajo juramento, acordó con sus convecinos construir un nuevo templo en el que no existieran privilegios si se les levantaba la pena, a lo que la Iglesia accedió pidiendo para conseguir el perdón, que en señal de penitencia los hidalgos y pecheros del municipio fuesen a la iglesia un domingo en procesión vestidos solamente de jubones, desnudos de cintura para arriba pero con dogal y con coroza, mientras el pregonero declare sus delitos.
La construcción de la nueva parroquia se comenzó veinticinco años después. 

Durante este tiempo, los oficios religiosos se celebraron en la ermita de San Juan, situada en el lugar que ocupaba el edificio de la Casa de la Villa, hoy centro de interpretacion turística.
Con el tiempo, la antigua parroquia fue reutilizada como cementerio dejo unas fotos para que puedas tener una vista desde altura y en la oscuridad de la noche de este bonito cementerio de Comillas.
La pesca en Comillas ya se realizaba desde antaño siendo esta una de las principales actividades económicas. En un principio, se realizaba con pinazas que varaban en la playa. 
El fin era satisfacer las necesidades de la población o bien efectuar el trueque con pueblos vecinos. El puerto que hoy conocemos no se empieza a construir hasta el año 1603, concluyéndose algo más de un siglo después, en 1716. 
El puerto de Comillas nunca fue un puerto comercial, aunque a finales del siglo XIX se embarcara mineral de zinc procedente de los yacimientos de la comarca. 
Fue en la segunda mitad del siglo XIX cuando realmente experimentó una importante eclosión de la mano de un incipiente turismo de ‘baños de ola’, que atrajo al norte de la Península a veraneantes de diferentes regiones españolas y extranjeras y, sobre todo, a un personaje, Antonio López del Piélago y López de Lamadrid, primer marqués de Comillas, quien se volcó con su villa natal tras salir airoso de sus negocios al otro lado del Atlántico, y de su hijo, Claudio López Bru, segundo marqués de Comillas.
En el año 1881 Antonio López y López, primer Marqués de Comillas, invita al rey español Alfonso XII, con quien le unía una gran amistad, a su tierra natal. La visita, que se fijó para el 6 de agosto, fue determinante para el posterior devenir de Comillas. Ésta se vio inmersa durante meses en un continuo ajetreo con una única finalidad, transformar la villa en un lugar digno de reyes,y sin duda lo consiguieron.
La villa se engalanó en sus accesos con magníficos arcos de bienvenida que representaban los distintos oficios de la localidad. Pero sin duda, uno de los hechos más espectaculares para aquel día fue la disposición a lo largo de la villa de 30 farolillos que debían iluminarse con la llegada del rey,este hecho determinó que Comillas se convirtiese en el primer pueblo del Estado español con luz eléctrica en sus calles.
Para esta ocasión, Alfonso XII vino acompañado de su mujer María Cristina, sus hermanas y su hija. Se alojaron en la casona-palacio de Ocejo, cuyos interiores habían sido transformados al gusto de la época por varios decoradores y artesanos catalanes. 

En los jardines, se instaló un kiosco-fumador diseñado por un joven Gaudí, aún desconocido. Y esta casa fue escenario además, de la celebración el 5 de septiembre de un congreso de ministros, para lo cual Comillas tuvo que convertirse por un día en capital de España. Asistieron, además del propio rey, el entonces presidente del Consejo, Sagasta y los generales Pavía y Martínez Campos.
Los otros dos grandes acontecimientos en aquellos días, fueron, la presentación al Rey del primer buque español con casco de acero y la inauguración de la Capilla-Panteón.
El rey repite su visita a la villa al año siguiente, el 26 de julio de 1882. En esta ocasión acudió solo, si bien el 23 de agosto se unen a él su madre, Isabel II y las infantas Paz y Eulalia,la llegada de la reina supuso para Comillas algo similar a lo vivido el año anterior. Se repite la recepción con arcos de bienvenida, cañonazos, cohetes y repique de campanas, a su llegada a Portillo. 

Isabel II y sus hijas permanecen en la villa hasta el 27 de septiembre, dedicando su tiempo a baños en la playa (los llamados baños de ola), visitas a otras localidades, fiestas en la Coteruca o en la casa de Ocejo e incluso romerías, como la celebrada el 24 de agosto en la Cruz Verónica. 
Pero uno de los acontecimientos más especiales fue la celebración en el Ayuntamiento de diversas conferencias con sesiones teóricas y experimentales sobre las aplicaciones de la electricidad, llevadas a cabo por los mejores especialistas de la época.
Estas visitas regias ejercerán como un imán para burgueses enriquecidos y aristócratas en su afán de estar próximos a la corte y serán además, uno de los puntos desencadenantes de la gran transformación que sufrirá un pueblo, hasta entonces desconocido para la mayor parte de España, y que pasa a convertirse en el lugar de ensayo del Modernismo.
Las visitas reales a la villa, se sucederán posteriormente con Alfonso XIII, quien aún cuando tenía fijada su residencia veraniega en el Palacio de La Magdalena, en Santander, frecuentó Comillas varios veranos.

PATRIMONIO
El Ángel Exterminador (1895) de Josep Llimona, esculpido en mármol, símbolo de Comillas.
Edificio de “El Capricho”, de Gaudí, monumento.
Cementerio de Comillas. 
Edificios y jardines de la Universidad Pontificia, monumento.
Palacio de Sobrellano o del Marqués de Comillas, capilla, panteón y parque según su primitivo perímetro, monumento
Cueva de La Meaza, en Ruiseñada, zona arqueológica.
La Villa de Comillas, conjunto histórico desde 1985.
La iglesia de San Cristóbal, edificio barroco construido entre (1640) y finales del siglo XVIII.
Casa del conde de Comillas.
ALGO MAS SOBRE COMILLAS
En el Siglo XIX Comillas fue (simbolicamente) capital de España por un día. Ya que en Comillas reunió Alfonso XII al Consejo de Ministros en la Casa Ocejo durante su primer veraneo en la villa en 1881.
Comillas fue la primera población española en la que se instaló alumbrado público alimentado por electricidad, idea del primer marqués de Comillas con motivo de una visita veraniega de los reyes de España.1 2 Hacia menos de un año que Thomas Alva Edison había inventado la lámpara incandescente y se trajeron desde sus laboratorios en Newcastle y París, la maquinaria de vapor que lo alimentaba se trajo desde Barcelona.
En Comillas también fue instalado el primer telefono de Cantabria, en el Palacio de Sobrellanu, mandado instalar por el Marqués de Comillas para facilitar la comunicación de los reyes de España con Madrid.
La primera zona de acampada (camping) de Cantabria fue el de Comillas.
La primera instalacion de un terreno de golf en la Peninsula Iberica fue el de Oyambre, termino municipal de Valdaliga pero vinculado y dirigido por Comillas en donde solian jugar Alfonso XII y posteriormente su hijo Alfonso XIII, motivo por el que fue declarado Real Club.
Nacimiento, a principios de 1.900, del deporte de las Carrovelas (aeroplages o aeroplayas) en la playa de Oyambre, con sede en el Real Club de Oyambre.
Este municipio ha sido el primero en aceptar la propuesta del Concejo Nacionalista Cántabro (Conceju Nacionaliegu Cántabru) de utilizar el lábaro cántabro y colocar dicha bandera en el balcón de la Casa Consistorial durante la celebración de fiestas locales y regionales.
La película Primos fue rodada íntegramente en Comillas en la primavera de 2010. Es una de las comedias más importantes del cine español en 2011, fue dirigida por Daniel Sánchez Arévalo y contó con la participación de Quim Gutiérrez, Inma Cuesta, Raúl Arévalo, Antonio de la Torre y Adrián Lastra,a continuacion dejo algunas fotos mas del pueblo para que tengais una idea del lugar si pensais visitarlo algun dia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario